Saltar al contenido

Nota de la SCJN del 4 de Noviembre de 2009

http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Noticias/2009/Paginas/04-Noviembre-2009.aspx

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó hoy a nueve personas, de modo liso y llano, al considerar que sus garantías constitucionales de debido proceso y defensa adecuada fueron violadas, por lo que decretó su absoluta e inmediata libertad, respecto de los hechos ocurridos el 22 de diciembre de 1997, en la comunidad de Acteal, del municipio de Chenalhó, Chiapas.

Asimismo, concedió  el amparo a 16 quejosos para el efecto de que un tribunal dicte una nueva resolución, en la que, sin tomar en cuenta los medios de prueba que se consideraron como ilícitos, se pronuncie sobre su responsabilidad penal en la comisión de los delitos de homicidio calificado y lesiones calificadas.

De igual manera, los ministros sobreseyeron el juicio en seis casos, pues el acto impugnado ya había sido materia en otro juicio de amparo resuelto el pasado 12 de agosto, de los cuales, a dos se les otorgó el amparo de modo liso y llano y a cuatro para efectos.

Después de analizar los planteamientos de los quejosos, la Sala determinó excluir diversos medios de prueba por haber sido obtenidos ilícitamente.

Al respecto, la Sala precisó que una de las exigencias más importantes en un debido proceso, comprende el derecho a no ser juzgado a partir de pruebas obtenidas al margen de las exigencias constitucionales y legales, es decir, que su obtención no sea ilícita, pues si ese es su origen, entonces sus efectos también lo serán, haciendo que el medio probatorio sea ineficaz o nulo.

En ese sentido, los ministros señalaron que aquellos medios de prueba que derivan de la vulneración de derechos fundamentales no deben tener eficacia probatoria. De lo contrario, puntualizaron, se transgrediría la garantía de presunción de inocencia, la cual implica que nadie puede ser condenado si no se comprueba plenamente el delito que se le imputa y la responsabilidad penal en su comisión, circunstancia que necesariamente implica que las pruebas con las cuales se acrediten tales extremos deben obtenerse de manera lícita.

Así, la Primera Sala concluyó el análisis de cinco juicios de amparo promovidos por 51 quejosos, de los cuales, a 29 se les concedió de manera lisa y llana, mientras que a 22 se les otorgó para efectos.

Nota de la SCJN del 10 de Septiembre de 2008

http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Noticias/2008/Paginas/Noticia20080910bis.aspx

Por considerar que reviste un interés superlativo reflejado en la posible afectación o alteración de valores sociales, políticos o, en general, de convivencia, bienestar o estabilidad del Estado, vinculados con la administración o impartición de justicia, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ejerció su facultad de atracción en un amparo relacionado con los hechos ocurridos el 22 de diciembre de 1997, en la comunidad de Acteal del municipio de Chenalhó, Chiapas.

Los ministros coincidieron que al atraer el asunto -el cuarto en la especie- se tendrá la posibilidad de fijar el valor de aquellas pruebas en cuya obtención se ha infringido la legalidad o se han practicado sin las formalidades legales establecidas para su obtención, violando, con ello, los derechos fundamentales de las personas, reconocidos por la Constitución Federal.

Esta determinación se suma a la facultad de atracción aprobada el 2 de julio pasado, en la cual los ministros aceptaron revisar tres amparos relacionados con los mismos sucesos.

El Pleno de la Primera Sala consideró que se tendrá, también, la posibilidad de examinar la constitucionalidad de aquellos artículos del Código Federal de Procedimientos Penales que se refieren a las diligencias practicadas por la policía judicial y tribunales del orden común; los medios de investigación que tienen el Ministerio Público y los tribunales para comprobar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad del indiciado; así como a la facultad que se refiere a que cuando la autoridad judicial lo estime necesario, podrá por algún otro medio de prueba, establecer su autenticidad.

En el caso concreto, dos quejosos, privados de su libertad, impugnan la sentencia definitiva mediante la cual un Tribunal Unitario los considera penalmente responsables de diversos delitos, entre ellos homicidio calificado, lesiones calificadas y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Los demandantes se inconforman por considerar que existieron en su contra diversas irregularidades procesales, en especial con respecto a la valoración de pruebas que efectúo la autoridad responsable.

Nota de la SCJN del 2 de Julio de 2008

http://www.scjn.gob.mx/MediosPub/Noticias/2008/Paginas/Noticia20080702.aspx

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó hoy, ejercer su facultad de atracción de tres amparos relacionados con los hechos ocurridos el 22 de diciembre de 1997, en la comunidad de Acteal, del municipio de Chenalhó, Chiapas.

Ello, en virtud de que reviste un interés superlativo, reflejado en la posible afectación o alteración de valores sociales, políticos o, en general, de convivencia o bienestar.

La solicitud de ejercicio de la facultad de atracción fue hecha por los tribunales colegiados Primero y Segundo, ambos del Vigésimo Circuito.

En los amparos, 24 quejosos privados de su libertad, impugnan la sentencia definitiva mediante la cual se les considera penalmente responsables de distintos delitos, entre ellos, homicidio calificado, lesiones calificadas y portación de arma de fuego exclusivo del Ejército.

Además, plantean la existencia de diversas irregularidades durante las actuaciones practicadas en la averiguación previa, lo cual, argumentan, fue determinante en el sentido de los fallos, tanto de primera como de segunda instancias.

En la resolución, los ministros coincidieron en que al atraer estos asuntos, se tendría la posibilidad de fijar el valor de aquellas pruebas en cuya obtención pudiese haberse infringido la legalidad, o se hayan practicado sin las formalidades legales para su obtención, violando con ello los derechos fundamentales reconocidos por la Constitución.

Se tendría también, la posibilidad de examinar la constitucionalidad de diversos artículos del Código Federal de Procedimientos Penales, impugnados por los quejosos, por considerar que violan garantías consagradas en la Carta Fundamental y, con ello, emitir criterios novedosos referentes a las garantías constitucionales de igualdad procesal en derecho penal y a la defensa adecuada.

Video de Espiral sobre el caso Acteal.

Plantón en el Zócalo.

Decidimos venir a la Ciudad de México para exigir la liberación de nuestros presos inocentes, sabemos que es difícil pero nunca los dejaremos solos. Por ello decidimos crear un sitio en el que podamos informar a la gente qué es nuestra lucha y las razones por las que, ahora, nos plantamos en el Zócalo y peleamos la libertad de los nuestros.

Esperamos que este sitio pueda ser un espacio para que podamos difundir nuestra lucha. Bienvenidos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.